Ultimas Busquedas
  • aprender ajedrez
  • como jugar ajedrez
  • como se juega ajedrez
  • reglas del ajedrez
  • aprender ajedrez gratis
  • jugar ajedrez
  • ajedrez gratis
  • ajedrez juego
  • ajedrez en linea
  • ajedrez game
  • ajedrez reglas
  • ajedrez online
  • como jugar ajedrez



ajedrez fide ajedrez fide
Home
Login
Aprender Ajedrez
Reglas Basicas
El Tablero
El Reloj
Notacion
Las Piezas
Practicar Ajedrez
Problemas Ajedrez
Novatos
Principiantes
Intermedios
Avanzados
Expertos
Problema del día
Newsletter
Juegos de Ingenio
Noticias de Ajedrez
Artículos de Ajedrez
Libros de Ajedrez
Diccionario de Ajedrez
Enlaces
Libro de Visitas
ajedrez fide ajedrez fide
Lo más buscado
ajedrez en linea
ajedrez gratis
juego ajedrez

ingreso

Email:
Contraseña:

Registrarse ahora!  -   Olvidé la contraseña

newsletter

Email:

Desuscribirse!
 

Artículos de ajedrez

Debilitamiento de la posición del Rey
Por Ateneo de Cáceres (06/11/2008)

Como ya es sabido, el ataque directo a la posición del rey enemigo es frecuente, como procedimiento eficaz de conducir un partida. Resulta especialmente efectivo en los casos en que los peones que protegen al rey han sido debilitados.

Por ello Alekhine, recomendaba no mover los peones que protegen al rey, excepto si nos vemos obligado a ello.

Al principio del juego los peones se hallan dispuestos horizontalmente uno junto al otro, de esta forma protegen al rey de forma sólida. Al mover uno o varios de ellos, cesa el control sobre alguna de las casillas, que se convierten en puntos accesibles a las piezas enemigas.

Con razón los manuales de ajedrez advierten a los aficionados del peligro que entraña jugadas como f6, g6 o h6. Tales movimientos poco contribuyen generalmente al desarrollo de las piezas y, al mismo tiempo, debilitan sensiblemente la posición del enroque corto.

Vamos ha ver uno ejemplo basado en la apertura española, para que se puedan familizarse mejor con las posiciones:

Ejemplo 1.

El caballo blanco en g5 amenaza tomar parte activa en un ataque a la posición del rey de las negras 1...h6?

Diagrama:

Aprender Ajedrez

Esta jugada debilita el flanco de rey. Lo mejor que debieron hacer las negras era 1...Ae7 para cambiarlo eventualmente por el caballo en g5] 2.Cxf7!? Rxf7 3.Ac4+ Re7 [ 3...Re8 4.Dh5 Df6 5.f4!] 4. Dh5 Ae8 [ De nada servia 4...De8 5.Dg5+!! hxg5 6.Axg5#] 5.Ag5+! hxg5 6.Dxg5+ Rd7 7.Df5+ Re7 8.De6# 1-0 Zukertort - Anderssen, Berlín 1865.

Ejemplo 2.

1...g6?

Diagrama:

Aprender Ajedrez

Este movimiento ayuda a las blancas a crear amenazas decisivas. Mas prudente era jugar 1...Ag4!? 2. Tg5 Ae6; Tampoco seria bueno 1...h6 2.Axh6! gxh6 3.Dxh6 con mate en la siguiente jugada] 2.Ag5! Dc8 [2...gxh5 3.Axd8 Taxd8 4.Dg5+ Rh8 5.Df6+ Rg8 6.Te1; Se podía hacer una celada a las blancas con 2...Cd4 pero con 3.Dd1 la ventaja es decisiva] 3.Af6 Te8 4.Dh6 1-0

Ejemplo 3.

Muchas veces el debilitamiento del flanco de rey no es por si mismo un error decisivo, pero al quedar ya la posición comprometida, no es extraño que cualquier otro error o inexactitud llegue a resultar fatal y aumente la probabilidad de que esto suceda. Así ocurrió precisamente en el ejemplo que vamos a ver 1...g6?

Diagrama:

Aprender Ajedrez

Avance injustificado del peón. Varias son las alternativas de las negras en esta posición 1...Ca5 2.Ac2 c5] 2.d4 Ad7? He aquí el error que en definitiva hace perder la partida. Cuando la posición del rey no está debilitada, tales inexactitudes, a primera vista insignificantes, no suelen ser en general decisivas, pero aquí es otro el caso. Lo indicado era 2...Ag4 3.Ah6 Te8 4.dxe5 Cxe5 5.Cbd2] 3. Ah6 Te8 4.Cg5 Amenaza tomar en f7] 4...Cd5? [4...Ae6 5.Cxe6 fxe6 6.Axe6+ Rh8 7.Af7+-; 4...Dc8 5.Axf7+ Rh8 6.Axe8+-] 5. Cxf7! [ 5.exd5!? Axg5 6.Axg5 Dxg5 7.dxc6+-] 5...Rxf7 6.Axd5+ Ae6 [6...Rf6 7.Df3+ Af5 8.exf5+-] 7.Axc6!+- [ También se puede jugar 7.Axe6+ Rxe6 8.d5+ Rf7 9.dxc6; 7.Df3+! Af6 8.Axc6 Tb8 9.Axe8+] 1-0

Ejemplo 4.

La posición del rey negro se encuentra ya algo debilitada por el avance g6. Por ello era necesario tener mucho más cuidado de no mover el peón de torre. 1...h6?

Diagrama:

Aprender Ajedrez>

Ahora el caballo en g5 ha de marcharse, pero, una vez retirado, le será muy difícil al negro impedir el avance g4-g5 que abrirá una peligrosa columna de ataque a las blancas. Las blancas acaban de jugar su caballo a g5, preparando el avance del peón f2 a f4, sus piezas se hallan concentradas en el flanco de rey, y de hecho se preparan para emprender un ataque contra la posición del rey negro. Las negras deberían reforzar la posición mediante 1...Ag7] 2.Cf3 Rh7 3.g5 Cg8 4.gxh6 Axh6 5.Axh6 Cxh6 6.Cg5+ [El caballo vuelve de nuevo a la casilla g5] 6...Rg8 7.Cf5! Este sencillo golpe táctico pone punto final a la lucha. En la partida las negras continuaron con 7...Cxf5 [7...Axf5 8.exf5; 7...gxf5 8.Ce6+] 8.exf5 Rg7 9.fxg6 fxg6? [Mejor era 9...f6 10.Cf7 seguido de Dh5] 10.Cf7 [Mejor era 10.Ce6+ Axe6 11.Txg6+ Rf8 12.dxe6 con mate en pocas jugadas] 1-0

Szabo, L - Reshevsky, S [D42]
Candidats Tournament Zurich (19), 04.10.1953

Vamos a ver un ejemplo que se dio nada mas y nada menos que entre dos de los mejores jugadores de aquella época, en el torneo de candidatos de 1953 1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cf3 d5 4.Cc3 c5 5.cxd5 Cxd5 6.e3 Cc6 7.Ad3 Cxc3 8.bxc3 Ae7 9.Dc2 g6 10.h4 h5 11.Tb1 Tb8 12.Ae4 Dc7 13.0-0 Ad7 14.d5 exd5 15.Axd5 Af6 16.Cg5 Cd8 17.c4 Ac6 18.Ce4 Ag7 19.Ab2 0-0 Si la posición del propio rey esta debilitada hay que abstenerse en lo posible de cambiar las piezas defensoras de casillas por las que el rival puede eventualmente invadirnos. Por ejemplo si las negras han jugado g6, no les convendría cambiar el alfil que va por las casillas negras, ya que en tal caso las casillas f6 y h6 se hacen accesibles a las piezas blancas., que es el caso que vamos a ver en esta partida 20.Cf6+

Diagrama:

Aprender Ajedrez

Las negras por el afín de ganar un peón jugaron 20...Axf6?? Las negras debían haber retirado su rey a h8 21.Axf6? [ Szabó pudo rematar la partida con 21.Dxg6+! Ag7 (21...Rh8 22.Axf6#) 22.Dxg7#] 21...Axd5 22.cxd5 Dd6 23.Dc3?! Dxd5 Las negras consiguieron su objetivo, ganado el peón. Pero la dama y el alfil blanco dominan la gran diagonal 24.Tfd1 Df5 25.e4!? De6? 26. Ag7! b6? 27. Axf8? [ 27.Ah6! f6 28.Dg3 ganando fácilmente por la doble amenaza en g6 y b8] 27...Rxf8 Ambos maestros acordaron las tablas 1/2-1/2.

Agradecemos la gentileza de Ignacio García Heras (Vicepresidente Segundo Ateneo de Cáceres) al permitirnos reproducir este artículo